sábado, 14 de febrero de 2009

Bio-seguridad Alimenticia

Campañar de Seguridad preventiva, contra los Organismos Modificados Genéticamente

Los promotores de los transgénicos (organismos modificados genéticamente OMG), prometen que éstos serán más nutritivos, aumentarán las cosechas y disminuirán el uso de químicos y, por ello, son la solución para el hambre en el mundo. Deberíamos, nos dicen, aceptar los riesgos que conllevan, ya que todas las tecnologías tienen riesgos y siempre hay quienes no comprenden la ciencia y se resisten a los cambios.
La realidad de los tr
ansgénicos nos muestra que no cumplen con ninguna de estas promesas. Por el contrario, producen menos, usan más químicos, generan nuevos problemas ambientales y de salud, crean más desempleo y marginación, concentran la propiedad de la tierra, contaminan cultivos esenciales de las economías y las culturas, como el maíz, aumentan la dependencia económica y son un atentado a la soberanía.


No solucionan el hambre en el mundo: la aumentan

Según los promotores de los transgénicos, deberíamos aceptar todos estos riesgos, porque necesitamos más alimentos para la creciente población mundial. Pero la producción de alimentos no es la causa del hambre en el mundo. Actualmente se producen el equivalente a 3,500 calorías diarias por habitante del planeta: cerca de 2 kilos diarios de alimentos por persona, lo suficiente para hacernos a todos obesos. El hambre en el mundo no es un problema tecnológico. Es un problema de injusticia social y desequilibrio en la distribución de los alimentos y la tierra para sembrarlos. Los transgénicos aumentan estos problemas.



Alimentos transgénicos

Son alimentos a los cuales se les modificó de manera artificial su información genética con distintos fines:

1- Para que adquieran características que le permitan adaptarse a cualquier medio natural donde antes no le era posible crecer.

2- Para que sean rociados con plaguicidas y herbicidas, y que la plata y/o fruto no sean afectados por dicho producto.



Desconocimiento e incertidumbre


Muy poco se sabe a ciencia cierta sobre los efectos q puede llegar a producir el consumo de alimentos genéticamente modificados.

Arpad Pusztai es uno de los primeros científicos que se atrevieron a realizar y publicar investigaciones alimentando ratas con transgénicos.

Éstas revelaron datos alarmantes:

- bajo peso

- alto nivel de mortandad de ratas bebés

- bajo nivel de defensas

- mal funcionamiento de órganos, entre otros.

En estos datos no se contemplan los daños causados por

contacto directo o indirecto a productos químicos utilizados para las fumigaciones, los cuales en casos reales de seres humanos son: alergias, dolor de cabeza, estados de fatiga, daños en el sistema respiratorio, aceleración de latidos, dermatitis, cáncer, y en un extremo, la muerte.



Medio Ambiente

La naturaleza no escapa a la acción de estos organismos y los productores.

La “facilidad” de obtención y el alza de la demanda de productos transgénicos como la soja y el maíz, llevaron a distintas empresas a conseguir áreas que hasta el momento no eran rentables, tales como los bosques, sin dimensionar los grandes daños a los que se les abría paso:

Deforestación, monocultivos, siembra directa, pérdida de fertilidad de los suelos, erosión, inundaciones por falta de absorción, cambios climáticos, etc. Más la contaminación de aire y de suelo, provocados por los productos químicos: exterminio de plagas, más toda las especies que puedan llegar a alimentarse de estas; superralezas resistentes a herbicidas lo que lleva a aumentar el poder toxico de los productos y la cantidad.





Fragmento de documental: "Hambre de Soja"- La realidad que muchos desconocen


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí podras dejarnos tu comentario, opinión, sugerencia o lo creas necesario.

Si quieres contactarte directamente con nosotros, éste es nuestro e-mail: asoprovida_sf@hotmail.com

Gracias-