miércoles, 25 de febrero de 2009

Fumigación: lo que la gente desconoce

El día martes 24 de febrero entre las 18 y 19 hs. aproximadamente, en un campo sembrado con soja, situado en las inmediaciones de las calles Moreno y López y Planes (justo sobre el límite de la Ciudad de San Carlos Centro con San Carlos Sur) una avioneta sobrevolaba, realizando fumigaciones, para contrarrestar la acción de diversas plagas que atacan estos cultivos.


El punto en todo esto, está en que esos productos que se utilizan para fumigar, llámese “Round Up” o “Glifosato” denotan un peligro latente para la salud humana.

Si bien, la etiqueta de éstos dice que prácticamente no son tóxicos, aconsejan el uso de elemento de precaución para su manipulación tales como guantes y máscaras; pero en la práctica se descubrió que sí son nocivos. (Supongo que habrán visto el programa de Telefe, “La Liga” cuando investigaron sobre estos temas, e interrogaron a gente que físicamente se le notaban los efectos causado por estos productos.)


video



¿Qué ocasionan estos elementos?

En humanos, los síntomas de envenenamiento por fitosanitarios incluyen irritaciones dérmicas y oculares, náuseas y mareos, edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño o falla renal.

Específicamente, hablando con vecinos que tiene algunas afecciones alérgicas, manifestaron que sentían dolor de cabeza, molestias al respirar, y estornudos constantes; ya que el olor se percibía.

La fumigación no está prohibida, pero sí regulada. La ley provincial 11.273 que regula precisamente la utilización de los productos fitosanitario, establece lo siguiente en el Art. 33: Prohíbase la aplicación aérea de productos fitosanitarios de clase toxicológica A y B dentro del radio de 3.000 metros de las plantas urbanas. (…) – clase A: Baja toxicidad; B: Nocivo, irritante-

El producto en cuestión está catalogado como A, por lo cual se deben respetar estos 3.000 metros ya que al ser rociado es muy volátil; y sin embargo, el campo del cual hacemos mención esta a solo 100 metros de la zona poblada, y concretamente a 300 metros aprox. de mi domicilio particular.



Por ello es que sugiero que las autoridades correspondientes, tanto de San Carlos Centro como de San Carlos Sur, que tienen la obligación de fiscalizar y ceder los permisos de fumigación, pongan más cuidado y control; ya que una vez hecha la aplicación ya no hay vuelta atrás, la vida de todos está en juego.


Por: Emiliano Pereyra- Coordinador Zonal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí podras dejarnos tu comentario, opinión, sugerencia o lo creas necesario.

Si quieres contactarte directamente con nosotros, éste es nuestro e-mail: asoprovida_sf@hotmail.com

Gracias-